Durante cientos de años la práctica del Judo se hacía con un cinturón de color blanco, sin importar el nivel de experiencia que se tenía en la disciplina simplemente se otorgaban certificados que demostraban las habilidades del artista marcial. Todo esto cambió en el siglo XIX, cuando Jigoro Kano incorporó los colores amarillo, naranja, verde, azul, negro y rojo, como un sistema escalonado visible para conocer el nivel del practicante. Este método le permite al alumno fijar una meta en determinado color.

Poseer un cinturón negro en Judo no es sinónimo de grandeza. Esto simplemente significa que el alumno conoce de completamente los fundamentos esenciales para desarrollarse plenamente en la práctica, permitiéndole desarrollar su propia técnica y estilo.

Requisitos básicos para ser cinturón negro de judo

Más allá de tener las ganas, para optar por el examen para obtener el cinturón negro es necesario tener más de 15 años, dos años de licencia y un entrenamiento en curso, de lo contrario no será posible.

Para ser cinturón negro más allá de estar calificado se necesitan ciertas habilidades:

  • Caer correctamente al ser proyectado.
  • Conocer todas las llaves del Goyko (o en su defecto la mayoría), y saber hacer perfectamente Uchikomis.
  • Tener una “especialidad” en un llave.
  • Proyectar con facilidad

¿Qué ocurre durante un examen para obtener el cinturón negro?

El judoka estará frente a un jurado al cual le presentará las siguientes técnicas (generalmente):

  • Realizar un Kata a la perfección, empezando por el Nage no Kata.
  • Desarrollar y explicar varias técnicas de pie y de suelo, preferiblemente sus especialidades, las cuales se deben preparar con anterioridad en el dojo.

El judo es un deporte que exige disciplina y condición física, que con práctica y determinación cualquier persona puede llegar a ser campeón.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *