Como parte activa de la buena presentación personal, la estética dental se ha convertido en el medio perfecto para mejorar cuestiones de apariencia y obviamente de función, es así como cada vez resulta más común encontrarse con adolescentes y adultos haciendo parte de tratamientos de ortodoncia barcelona, pues el objetivo de una sonrisa perfecta resulta ser extremadamente tentador.

Una vez se vence el temor de comprometerse a visitar al ortodoncista mensualmente por un lapso que regularmente suele alcanzar los dos años, los pacientes llevan a cabo el proceso necesario para la adecuada acomodación de sus piezas dentales, algo que como es de suponerse no es muy placentero que digamos, por lo que es fundamental tener claridad sobre el paso siguiente una vez te quitan los brackets ya que sencillamente nadie en su sano juicio quiere arriesgarse a arruinar el camino recorrido.

Lo que ocurre después de la ortodoncia

Si anhelas  culminar tu ortodoncia para tener nuevamente tu boca libre de aparatos y objetos extraños la verdad es que luego del retiro de los brackets quedan varias fases por cumplir obviamente si la cuestión es que el cambio sea para siempre, así que ármate de paciencia y continúa actuando con responsabilidad y perseverancia.

Una vez se van los brackets llega la fase de retención, fundamental para impedir que los dientes vuelvan a cambiar de posición, para conservar la alineación alcanzada y para facilitar la regeneración del hueso, por tanto tu ortodoncista ordenará la fabricación de un retenedor especialmente adecuado para tus necesidades que podría ser fijo o removible. Este nuevo aparato suele ser utilizado por alrededor de un año e implica continuar asistiendo a controles para verificar que todo marche bien.

Finalizada la etapa del retenedor se sugiere aplicar para un blanqueamiento dental pues se trata de una especie de complemento que ayuda a que los dientes retomen ese buen aspecto natural que tanto nos gusta, de este punto en adelante se sugieren visitas periódicas al odontólogo para las correspondientes limpiezas y control de la salud oral.

Seguir las indicaciones es la mejor opción

Los malos hábitos cuentan con el poder suficiente para alterar los buenos resultados y echar a perder los avances obtenidos, así que la costumbre del uso cotidiano de elementos como el cepillo de dientes, la seda dental y el enjuague bucal son casi que imprescindibles para preservar la nueva sonrisa sin importar el paso de los años.

De igual manera aquellas costumbres tales como la de apretar los dientes, morder objetos y consumir alimentos que bien sabes son extremadamente duros deben quedar en el olvido, ten en cuenta siempre las recomendaciones que a lo largo del tratamiento te ha ofrecido el profesional a cargo y tu ortodoncia será un éxito rotundo.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *